miércoles, 5 de mayo de 2010

Capitulo uno:


Reconozco que esto puede sonar absurdo al ser leído por quien no está preparado para aceptar ciertas cosas de su propia vida. Aunque también podría decir que no es así, en tanto no quiero pecar de pretenciosa ya tan prontamente y obligar así que a una amplia mayoría me deteste con solo haber conocido la cubierta de esta historia, que casualmente es mi historia (pero podría ser también la de él, o la de su amigo, o la del escorpiano o capricorniano o los dos, no me acuerdo, o también la de quien la lee)
Cabe recordar (o tal vez mencionar por primera vez) que no voy a entrar en detalles morbosos ni intimistas, tal vez solo sea la alquimia producto de este magnifico devenir la que movilice paso a paso las letras que se dibujan en una pantalla oscura, o simplemente el deseo de quitar de dentro mío el peso de los años del silencio y la acumularon de brillantes que se condensan y transforman en una temible roca de inconclusa magnitud.
Por otro lado aclaro, lo que creo que ya casi es un acuerdo universal entre quienes contamos historias dolorosas al mundo con el fin de que el dolor se expanda tanto que no quepa dentro de si mismo (idea irrisoria y tal vez egoísta, si, confieso) que nunca serán revelados los nombres que han sido participes. No por respeto (aunque es algo que jamás perderé) sino por el simple hecho que al repetirlos tantas veces pierden todo sentido, se vuelven simples sucesiones de letras vacías, y el recuerdo se desvanece junto con todo eso en que se transformó quien ahora es solo una palabra.
Antes de comenzar lo que sin duda será un cúmulo de sensaciones y sentidos tirados a una hoja de papel sin ningún tipo de filtro, adornado con palabras bonitas y tal vez sin sentido pero que expresen el conjunto de nada que rodea a estas letras, quiero pedir perdón y agradecer, a mi misma, a todos y a cada uno, a la nada que nos mueve, a los sueños, a las risas, a vos, a él, a quien nunca va a conocer que en mi vida fue tanto, a la tristeza y a la alegría. Y pedirle perdón porque en realidad nunca supe nada y siempre creí todo

2 comentarios:

-El Juaco De Tu Vida- dijo...

Muy buen primer capítulo, espero los próximos!

camila · dijo...

Gracias gracias moli querido!