martes, 26 de enero de 2010

Forma (la tuya, la mia y las que quedan entre medio...)


ph: moi




Dar un paso detrás de la puerta que se cierra, retomando algún antiguo rumbo, abandonado antaño por seguir vagamente la ilusión que la enfermiza mente creo en tu mirada.

Entrelazar agobiantes siluetas, junto con la mía, mi cintura inquieta y mis manos, tartamudeando ante cualquier especie de abandono real (o ficticio, ya da igual). Recorrer distancias entre pieles y saltar surcos, DESCONTENTOS HABITUALES.

Es que pretender algo que no se es ni se tiene es casi tan sombrío como los recovecos de una habitación vacía, oscura. Ni la tuya ni la mía conserva el olor amargo de la piel quemándose.

Con el acido de mis palabras carcomo el hierro de tu voz, y tu figura alejándose.

Es que todo lo sencillo que parecía pasar a otra instancia en la cual el abandono no sea una consecuencia de lo que se posee, en realidad es agobiante, destructor, el ruido me ensordece y me tienta volver atrás, el camino difícil me aferra a lo vivido, y la luz al final ya se hace invisible.

Mi mente reordena las imágenes y las desintegra, me las da servidas con limón y sal, y la tomo entre mis manos y las siento fluir en mis venas, te siento fluir en mi, sos como un VENENO (pero que hermoso se siente) consumiéndome (y consumiendo todo a tu paso) 

Ya no te necesito tener en mi, y tus formas y las mías (nuestras formas unidas) me condensa, nos condena,

TUS FORMAS Y LAS MIAS NO ESTAN HECHAS PARA NO SER (nos)

DESTRUIME LAS FORMAS (y en el medio a mi)

DESTRUYAMOS TODO

entre tanto pateando el agua corro y te borro

ESCUCHAME BIEN: TE BORRO (de mi cuerpo) no tengo ganas de que me vuelvas a lastimar!

No hay comentarios: